A principios del S. XX fue la gripe española la que dio fama en todo el planeta a los españoles: “muy mala fama, y sin tener ninguna culpa de ello", todo hay que decirlo. El fútbol, el tenis y la F1 cambiaron todo esto, y a principios del S. XXI los españoles obtuvimos algo de “buena fama”. Claro que, a día de hoy, ya no es por el fútbol, o las carreras por lo que más se ha vuelto hablar de España y especialmente de Aceuchal en Extremadura en todo el mundo sino, por ser la zona cero, origen del virus HZV o Virus Z, y más concretamente de la Cepa (NH1ª) ―extremadamente contagiosa y letal―. Virus este, en apariencia y por el modo como actua semejante al SOLANUM, aunque en esencia muy distinto; y que en la calle se le comenzó llamando localmente, y sobretodo por la prensa como: Gripe de los Barros". Pero, a la que finalmente, se terminó por conocer con otro nombre, mucho más inquitante.

sábado, 15 de enero de 2011

Los Zombis (1) : El origen


Tal y como ya había comentado cuando creé el blog,  la idea no era solo y únicamente escribir, capítulo tras capitulo de una novela sin más, pudiendo  llegar a hacer de ello una rutina monótona, y sin ningún otro aliciente por el que pasarse por el blog.  De modo, que cumpliendo con lo dicho, ya publiqué una entrevista a Carlos  Sisi, y ahora os dejo esta entrada y artículo, ambos primera parte de una Breve Historia de los zombis que tengo a medio escribir, como todo lo que hago. 


Introducción:

    Se han preguntado alguna vez, por qué a algunas personas les aterran los zombis. Por qué, solo con pronunciar la palabra zombi, mientras caminamos por el campo o el bosque atardecido, a más de uno y yo me incluyo, se nos erizan los pelos de la nuca, y a poco que nos separemos del grupo notando que nos tocan por la espalda, salimos corriendo como alma que lleva el diablo. ¿A qué tanto miedo?

    El zombi, ciertamente es una criatura por su aspecto, olor  y forma de vestir muy desagradable y que, además, gruñe a todas horas, lo que recuerda  más a algunos vivos, que a algún monstruo en particular. Luego es proyectadamente hostil hacia las personas, lo que también recuerda a muchos vivos. Además, y al igual que estos, no hace otra cosa durante las 24 horas que preocuparse por sus necesidades más básicas e inmediatas, que en su caso se reducen a: alimentarse de la gente, comiéndole sus cerebros. Esto, por descontado, no ayuda a que nuestra opinión mejore acerca de ellos, pero no me deja de recordarme de nuevo a algunos vivos, o medios que manejan los vivos. Quizá, y solo digo quizá les temamos tanto, por que se parecen demasiado a nosotros: “Son como nosotros mimos, y nosotros somos ellos” Suscribe, un personaje de las historietas clásicas de zombis. Además, no olvidemos que cualquiera de nosotros puede convertirse en uno de ellos, y no habrá escapatoria alguna. Recuerden, que sus historias las encontramos normalmente en un apocalíptico escenario, antesala del fin de los tiempos. Nadie quedará vivo.

    Por otro lado entiendo, que el drama zombi transcurre, ya sea en el cine o los libros muy variado en sus formas, aunque no tanto así en su fondo; pudiendo encontrar al igual que ocurre con las personas, a zombis de muy variado tipo y condición: Nos encontraremos a unos que serán muy malos y agresivos, y a otros más distraídos, o lentos y quizá por ello más cercanos a nosotros: “Cuidado", pues al pues igual que con los vivos, estos últimos pueden llegar a ser los más peligrosos. Personalmente he de decir, que son estos últimos mas distraidos los que siempre me han atraído y emocionado en lugar de aquellos más agresivos y violentos. Pero claro, esta es solo mi opinión. Ustedes pueden adoptar al zombi que más les guste, yo aquí vendo de todo. Ya me entienden.


BREVE HISTORIA DE LOS ZOMBIS (I)
El Origen, y primera evolución hacia un zombi más moderno.

Zombi. La palabra no es de ahora. Ésta la encontramos ya en Europa desde el S.XIX, concretamente derivada de una palabra haitiana (zonbi) y cuyo significado es: "persona que regresa de la muerte, normalmente a consecuencia de un ritual vudú". La raíz de (zonbi) es “nzambi” que se encuentra en el idioma bantú, un conjunto de lenguas originarias del África negra, si bien “nzambi” tiene su origen concretamente en el Congo. Estos, los zombis revividos por la magia o el  hoodoo, pueden ser programados para beneficio de quienes les han devuelto la vida, normalmente para satisfacer los propósitos de aquel que les devolvió el aliento. Este tema se desarrolla perfectamente en el libro "The Serpent and the Rainbow", escrito por Wade Davis en 1985 y publicado por Simon & Schuster (ISBN 978-0684839295). En el libro, un científico contratado por una empresa farmacéutica de Boston acude a Haití en busca de una droga que paraliza completamente a las personas —la compañía busca un sustituto natural de la anestesia—. Los efectos de esta potente droga son que las personas parecen realmente muertas al punto de ser incluso enterradas y, sin embargo pasado un tiempo se les ve por la calle, deambulando de un lado a otro.

De esa misma leyenda, que dio pie al libro de Davis, se extrajo durante años que los zombis eran seres de hábitos nocturnos y que, además de atacar a las personas, también podían ocuparse de otras labores. De hecho, son capaces de hacer todo cuanto se les ordene y nunca se quejan. Incluso pueden ocuparse de  pesadas del campo, si bien sus actividades deberán cesar antes del amanecer. El zombi vudú, no come ni presenta cansancio, pero el dueño deberá cuidarse y mucho de que su esclavo no toque la sal, pues la criatura intuiría su estado y regresaría de inmediato a la tumba de la que salió, desoyendo las ordenes de su amo. Además de estos zombis, más comunes, en Haití hay otra clase, que es conocida como zombi errante, y que se refiere a aquellos que han muerto en un accidente, y no habiendo completado su vida natural, salen de sus tumbas para caminar en la noche sin hacer daño a nadie. Este, cuando da por terminado su ciclo de vida segado por el accidente, regresa a su tumba. Hasta aquí, habríamos hablado de los zombis más “tradicionales”, pero nos queda por tratar la historia moderna, los zombis entendidos cómo los conocemos hoy día, y no al estilo Haitiano, a mi entender, ya desfasado y romántico.

Parece que al hablar de zombis modernos, tengamos que referirnos obligatoriamente a Georgezombis modernos. Esto es un mito, o un error, si bien, no negaré una parte de razón a quienes lo promulgan. Él fue quien los masificó y convirtió en objeto de culto, al punto de que hoy encontremos zombis en el lugar menos insospechado, como por ejemplo trasladados a la mismísima literatura clásica: sí, clásica, y si no lean a este particular "Lazarillo de Tormes" versión Z, diciendo: “Matar zombis nunca fue pan comido”.

Si hemos de remontarnos a la primera aparición de los zombis, en una obra de ficción esta la encontraremos en “Herbert West: El Reanimador”, un cuento largo de H P Lovecraft, publicado en seis partes independientes, y en los cuales se detallan las investigaciones del un tal doctor Herbert West, de la Universidad de Miskatonic, para intentar reanimar a los muertos. Sin embargo, el mismo Lovecraft cuenta en sus cartas a sus amigos, que esta historia la escribió a modo de parodia de la novela Frankenstein; y como no podía ser de otro modo en una parodia resultó, que cuando los muertos volvían a la vida, lo hacían convertidos en violentos y hambrientos caníbales. En resumen, convertidos en “el zombi” que más tarde hará famoso estereotipándolo George A. Romero en sus películas. Pero resulta, que los Zombis tampoco empezaron en la pantalla grande con G. A. Romero.

Allá por el año 1932 un director llamado Víctor Halperin estrenó la película "La legión de los muertos sin alma", interpretada por Bela Lugosi. La película es muda y Lugosi interpreta a un hechicero que convierte en zombis a una pareja de distraídos turistas. La película está basada en "The Magic Island", un libro de W. B. Seabrook, periodista que recorrió medio mundo escribiendo siempre sobre temas escabrosos. Antes de la aparición en escena de los Zombis de Romero, también se estrenaron dos películas famosas sobre estos, una casi una obra maestra del cine, y la otra una de las peores películas de la historia. Hablamos de “I Walked With a Zombie (1943)” y “Plan 9 From Outer Space (1959)”. De aquel grandísimo director, Jacques Tourneur, la primera, y la segunda, es obra del tristemente conocido por todos, como el peor director de la historia: Ed Wood.

Richard Matheson, llevada al cine por primera vez en 1964 como: “The Last Man on Earth” de Sidney Salkow y protagonizada por Vincent Price —a quién le interese, le diré que hubo una segunda versión de la novela de Matheson: "The Omega Man", que en España se título: "El último hombre vivo", dirigida por Boris Sagal, guión de John William Corrington e interpretación de Charlton Heston.

Así, ya estaría todo más o menos sentado y listo para la aparición de la película fundadora, por así decirlo, del subgénero de zombies: "La noche de los muertos vivientes" (Night of the Living Dead) de 1968, que fue filmada de forma independiente por la compañía “Image Ten”, formada para la ocasión por el director George A. Romero, y los productores John Russo y Russell Streiner, todos buenos amigos. La filmación costó 114 mil dólares y fue realizada en la ciudad de Evans City, Pennsylvania. Para abaratar costos la filmaron en blanco y negro, a pesar de que el cine a color ya se había instalado. La historia en sí fue a partir de una idea de Romero y Russo, pero el guión se dice que lo escribió Romero durante tres días en 1967. Luego vendrían las secuelas del mismo Romero, los spin-off de Russo, y otras tantas películas de zombis inspiradas en la más famosa: La noche de los muertos vivientes.

Pero los zombis también han evolucionado, y si hemos de destacar alguna característica de estos nuevos zombis es que ya no sólo se mueven al caer la noche: el zombi infectado por algún virus, o agente toxico pasea a cualquier hora del día. Con estos nuevos seres ya no funciona la bisutería religiosa, y es más recomendable tener un arma a mano: hacha, pistola o bate, que pueda desmembrarlos, pues de lo contrario volverán a levantarse. Una sierra eléctrica es una excelente, sino la mejor opción. Además, es importante no olvidar que estos seres pueden detectar cualquier alteración sonora y saber de dónde proviene. También pueden ver en la oscuridad. Gracias a este factor se les facilita alcanzar a los vivos en la noche. Tienen un paso muy lento y la mayoría cojea. Sin embargo, hay algunos que debido a la infección de un virus, son capaces de correr. Tienen una fuerza desproporcionada y poderes telepáticos. Pero quizá, todo esto ya pertenezca más a la segunda parte de nuestra breve historia de los zombis, que en breve vera la luz

© Jorge Maqueda Merchán (del articulo breve historia de los zombis) 
publicado originalmente en la Revista Red CF nº 1
Licencia de Creative Commons



8 comentarios:

taras dijo...

Muy buena la intro. los medios nos comen el coco a todos. son los verdaderos zombis.

josue marchena "el terrones" dijo...

Es una parte de la ideas. Gracias Taras.

menut dijo...

Buen artículo.

Sólo comentar que si has leído el "Serpent and the Rainbow" que tu mismo citas, verás que los zombis no son vudú, son hoodoo. Vudú es una religión, hoodoo es "magia negra", "magia pagana" (http://en.wikipedia.org/wiki/Hoodoo_%28folk_magic%29).
Sí es cierto que hay conexiones entre vudú y hoodoo, pero no son lo mismo. Y que en Haití los houngan ("sacerdotes" vudú) conocen hoodoo para poder proteger a su parroquia de él.

Más información en el mismo "Serpent and the Rainbow" que citas y el "Divine Horsemen" de Maya Deren

josue marchena "el terrones" dijo...

Me has matado Menut, no no lo leí el libro, solo vi la pelicula que se hizo, pero no recuerdo el concepto que mencionas. fue hace mucho tiempo, mas de 15 años, refiero el libro pues es de cajon mencionar el primer estudio cientifico del tema, pero no no lo lei... gracias por la aclaracion. mirare ese enlace. Gracias de nuevo

josue marchena "el terrones" dijo...

Corregí vudu por hoodoo, como señalaba menut ya que ciertamente los zombis no son vudú, son hoodoo. Gracias de nuevo

Kin G. Haro dijo...

Buena entrada Josue, da gusto ver tanta aficion por el genero z.

Te dejo aqui un enlace a un especial de Zombis que hice en mi blog.

http://unblogdefanafan.blogspot.com/2010/11/especial-zombis-vudu-infectados-y.html

Un saludo.

josue marchena "el terrones" dijo...

he pasado a ver tu blog y leer el articulo. Muy bueno King y muy completo, precisamente el tema infectados es la parte de donde yo parto para la segunda parte del articulo. Creo que esta bién que todos hablemos y publiquemos sobre el genero pues, además, de animar a la lectura del género, resuelven dudas, nos las resolvemos incluso a nostros mismos. felicidades. un abrazo, a ver si hacemos algo juntos, estoy por prepar un segundo numero de la revista.

Kin G. Haro dijo...

gracias por pasarte por alli Josue, en cuanto a lo de hacer algo juntos, ya me diras. Dispuesto estoy....